jump to navigation

Enrique Alejandro Esqueda Tirado, futbolista del América noviembre 4, 2009

Posted by Jorge Antonio Navarrete Hurtado in Uncategorized.
Tags:
trackback

Enrique Alejandro Esqueda Tirado es futbolista, actualmente milita en el Club América. Nacio en Querétaro, Querétaro el  19 de abril de 1988. Su debut profesional fue el 22 de abril de 2006 contra el atlante. Fue campeón con la seleccion nacional sub-17 en el mundial de la categoría, festejando el titulo el 2 de octubre de 2005. 

Dan al hijo pródigo la bienvenida

La familia Esqueda Tirado

Los papás de Enrique Esqueda abrieron al Corregidor las puertas de su hogar y de su corazón para mostrarnos sus sentimientos acerca del regreso a casa de su hijo, ahora como seleccionado nacional preolímpico
2/02/2008 01:28:21 a.m.
Ricardo Vázquez Lara

Ana Soria

En entrevista exclusiva, El Corregidor tuvo la oportunidad de visitar el hogar del seleccionados nacional sub 23 Enrique Alejandro Esqueda Tirado, en donde como buenos anfitriones el Ing. Enrique Esqueda y la sra. Julia Tirado Rosales abrieron las puertas de su casa para hablar sobre uno de sus dos hijos que tantas alegrías les ha dado y quien estará regresando a casa después de muchos años, pero ahora vistiendo la camiseta con la Selección Mexicana Preolímpica sub 23.

Primeramente la señora Julia Esqueda recordó con gran ilusión la niñez de Enrique Esqueda y como ha sido como hijo, resaltando el hecho de siempre estar acompañado del balón.

“Siempre ha sido muy buen hijo, siempre con el balón desde que nació, ya gateaba y todo lo que veía redondo le gustaba, es buen estudiante, muy tranquilo, disciplinado impresionantemente” expresó.

Por su parte, Enrique Esqueda padre con una gran sonrisa y el buen humor que lo caracteriza, en tono de broma manifestó haberse sacado la loteria con el hijo que Dios les dio, presentándolo a su seguidoras como un “tipazo”.

“Es un tipazo, nos sacamos la lotería con ese hijo que tenemos, caballero, ante todo es un caballero, fino, salió bueno, tiene el objetivo muy marcado desde chavo, el ser futbolista y llegar a las metas que ha logrado, apenas ha empezado su carrera, va llegar a más y quiere más, tiene hambre de ser alguien mucho más grande”.

Como todo buen futbolista Enrique Esqueda desde que estaba en el vientre de su madre, practicaba el futbol a como diera lugar, cosa que hizo emocionó e hizo saber a sus padres que sería un gran prospecto dentro de la historia del balompie mexicano.

Recordando como si fuera ayer el momento en que quique Esqueda dio sus primeras patadas, el. Enrique Esqueda padre palticó la anécdota que vivieron en algun centro nocturno de la ciudad.

“Estábamos en una discoteque, y mi esposa estaba embarazada de ocho meses y me dijo este niño va ser futbolista, ahí nos dimos cuenta (entre risas), y después fue futbolista desde chiquito, no hubo un regalo que le gustara más que las pelotas”.

En este sentido, cinco años despues el pequeño quique sorpresivamente de regreso de un viaje a un lado de su familia y abuela, comentó en tono infantil y soñador que algún día jugaría en el Estadio Azteca, recuerdo que graba con mucha emocion su padre.

“Veníamos llegando de Acapulco y él venia acostado en el asiento de atrás en las piernas de su abuela, cuando abrió los ojos vio el estadio azteca y quique dijo, mira abuela yo voy a jugar en ese estadio cuando sea grande, siempre quiso ser futbolista y siempre tuvo esa idea”.

Con esa gran ilusión y calidad nata para tratar el balón, Enrique Esqueda fue siempre y en todo momento apoyado por su familia, pasando por innumerables clubes de Querétaro, los cuales no le bastaron, hasta llegar al equipo de sus amores: Las Águilas del América.

De esta forma la señora Julia Tirado recordó las travesías que tuvieron que pasar para que el pequeño Esqueda triunfara en el futbol, ya que en cualquier equipo que jugaba era simplemente mejor que los demás.

“Lo pusimos en todos los equipos de Querétaro, pero él quería más, entonces andábamos buscando, sacarlo de aquí, lo vio el Pachuca (12 años) se lo llevaron y lo querían contratar, él no quiso porque estaba muy chiquito, de Europa lo invitaron pero ahí si no lo pudimos llevar, pero ya tenia ilusiones desde los 12 años de salirse de aquí”.

“Casi iba a cumplir 15 años cuando se fue, a los 14 años lo vieron, bueno vinieron los visores, lo citaron en México y lo contrataron (América), no pidieron pruebas porque desde los nueve años lo tenían visto”.

Las despedidas son difíciles y más al separar un hijo de una madre, aunque la felicidad no queda exenta sabiendo que es para lograr su meta, principal objetivo y la grandeza en el futbol mexicano.

Con un nudo en la garganta y con voz un tanto temblorosa, la madre de Enrique Esqueda vivió de nueva cuenta el momento en que Quique partió de la casa para no regresar.

“Espantoso, fue horrible, traumante para mi como mamá, pero pues tenia que hacerlo, si no era ahorita cuando, la oportunidad se dio y lo tuvimos que dejar volar” recordó.

Los consejos de los padres siempre son fundamentales y más a tan corta edad, cosa que sin duda grabó en su mente y plasmó en su actitud el queretano quien en todo momento sigue siendo tan sencillo como los padres le enseñaron.

“Pues que las bases que se le dieron las tuviera muy marcadas, que se acordara de su educación, de sus valores, de todo lo que le enseñamos y como fue un niño muy disciplinado y muy tranquilo, y con la disciplina que él traía pues se evocó a hacer todo eso y le ha funcionado muy bien” señaló la señora Julia Tirado.

En este sentido pasaron y pasaron los años hasta lo que hoy es Enrique Alejandro Esqueda Tirado, un gran futbolista cien por ciento queretano y orgulloso portador de la playera nacional de la Selección Mexicana Preolímpica.

El hecho de regresar al estadio La Corregidora (su casa), y en ésta ocasión con la Selección Mexicana comandada por Hugo Sánchez Márquez, es algo que genera mucha emoción en sus padres, haciendo salir de los ojos del señor Esqueda unas cuantas lágrimas.

Señor Esqueda ¿Qué sentimiento le genera el ver el regreso de su hijo a Querétaro, ahora portando la camiseta nacional

“Huuuf, huuuf, (expresó entre lágrimas) se hace un nudo en la garganta saber que viene mi hijo a jugar a Querétaro con la selección mexicana, siempre quisimos que viniera con el América pero pues no tenemos equipo en Querétaro, ahora viene con Hugo Sánchez, que felicidad, espero que Querétaro lo reciba bien, seguro que hemos visto que lo quieren, el chavo es muy querido aquí”, indicó.

Todo padre queda tranquilo y en paz cuando ve realizado el sueño de su hijo, cosa que ha conseguido Enrique Esqueda, aseguró la señora Tirado.

“Si fíjate que si (vemos realizado su sueño), cuando estaba chiquito, platicábamos con él viendo el futuro y lo emocionábamos en ese aspecto y si lo veíamos que podía estar ahí”, respondió.

Finalmente tanto la señora Tirado y el ingeniero Enrique Esqueda reiteraron el orgullo que siente toda la familia por la carrera en ascemso de Enrique Alejandro

(previo al partido de la seleccion mexicana preolimpica en Querétaro)

Anuncios

Comentarios»

1. gabriela quintero - septiembre 19, 2010

yo tambien admiro a enrique esqueda luego se ve q es un buen hombre y futbolista.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: